Contenido principal

Logo institucional Sence

Círculo de Empleo genera agenda de trabajo con sector Agroindustrial de Ñuble

La experiencia piloto, ejecutada por Sence en 3 provincias del país, entre ellas Ñuble, “Es un modelo basado en la colaboración donde participan actores territoriales (privados, municipios, sector público, universidades, organizaciones sociales y gremios) para llevar el empleo cada vez más cerca de los barrios”, explica Américo Carillo, profesional del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence.

“Es parte de la dinámica de trabajo permanente, donde los equipos profesionales del Sence se reúnen periódicamente con representantes de los distintos sectores productivos de la provincia; funcionarios de las 21 OMIL de la región, directivos de universidades, de centros de educación superior, de servicios públicos, y distintos actores de la empresa privada -sector servicio, turismo, industrial, comercio, entre otros- para auscultar brechas en el mercado laboral y levantar información sobre necesidades de capacitación”, agrega el representante del Sence Biobío.

De esta forma contextualizó, Américo Carillo, la entrevista sostenida con Álvaro Gatica, presidente de la Asociación de Agricultores de Ñuble (150 empresarios, en su mayoría exportadores de distintos rubros asociados, entre ellos Aproleche, Aprocarne, Remolacheros, Frutícolas y Achicoreros), en el marco de las líneas de trabajo programadas por la medida piloto del Sence en Ñuble, Círculo de Empleo, que es dirigidas por la autoridad regional del Sence, Daniel Jana.

¿Qué es Círculo de empleo?

Las Oficinas Municipales de Información Laboral, OMIL, son piezas claves en el Círculo de Empleo. Su actuar como gestores de empleo en el territorio resulta fundamental en la articulación de los distintos sectores para una mayor empleabilidad en el barrio, comuna, provincia y región. Se trata de una mirada estratégica del territorio para disponer los recursos y servicios existentes con miras a una mayor empleabilidad.

Realidad en la Agroindustria

Solo en el sector frutícola, el 72% de las hectáreas productivas de trabajo de la Región del Biobío está en Ñuble. De ahí su relevancia como área generadora de empleo y demandantes de necesidades de formación, de hecho Álvaro Gatica, presidente de la asociación provincial de agricultores, estima que no menos de 12 mil trabajadores tienen ocupación estable entre agosto y abril de cada año y solo en la cosecha y recolección de frutos.

“La gran dificultad es llenar las vacantes que vamos generando en nuestro crecimiento productivo. Tenemos que cubrir a lo menos 3 mil empleos más. El problema es que no muchos trabajadores aceptan o quieren firmar contrato, pues prefieren el pago diario. En ese sentido los inmigrantes nos han ayudado pues ellos sí aceptan la contratación, que para nosotros es una exigencia legal, pero ni con ello alcanzamos a llenar los cupos que nos permitiría mejorar la productividad, no podemos pagarles a trato, necesitamos contratarles”, explica Gatica.

“Un 70% de los ocupados en el agro de Ñuble, son mujeres. Nosotros generamos mejores sueldos que el comercio y el servicio -promedio 400 mil mensual- pero tenemos la impresión que a la gente le avergüenza trabajar en el campo, de otra forma no nos explicamos cómo prefieren el trabajo en la ciudad, en promedio por dejado de los $100 mil mensuales en comparación a lo que nosotros ofertamos”, profundiza.

Las realidades apuntadas por el empresario se deben levantar para aumentar la empleabilidad. “Hemos constatado que el programa Impulsa Personas es de mucha relevancia para la capacitación y progreso de los trabajadores del sector, que “Aprendices” puede ser aplicado con mayor cobertura y además recogido muchas necesidades de capacitación y certificación de competencias, que en visión del presidente provincial de la Asociación de Agricultores de Ñuble son fundamentales en el presente y en el trabajo de 2018”, indica el representante Sence, y concluye: “La sistematización de la información obtenida será entregada a la dirección regional del Sence, a las Omil y al programa Círculo de Empleo, de hecho a través de estos levantamientos ha sido posible realizar con éxito ferias laborales en toda la provincia y programar los desafíos del 2018 en capacitación y empleo”.

Oportunidades asociadas

Síganos a través de redes sociales: